El Concepto de Veganismo en el Islam

Por Ahmad Safi

 

 

No se ha dicho mucho acerca del veganismo en el Islam. Incluso las interpretaciones que intentan tratar el tema a menudo tergiversan el Islam y sus enseñanzas, las cuales son extraídas del Corán y de la Sunna.

Según nuestro estudio sobre la literatura existente sobre el veganismo en el Islam, la mayoría no trata la cuestión sobre si el consumo de carne está prohibido o permitido en el Islam. Sin embargo, hemos notado que la mayoría de los escritos pertenecen a musulmanes que viven fuera del mundo árabe.

Por esta razón, las enseñanzas religiosas de estos autores podrían haber recibido influencia occidental. Es más, podrían no haber considerado los cambios en cuanto a tecnología y desarrollo desde que el Corán se escribió hace 1400 años. En este artículo, en cambio, investigamos qué relación existe entre el veganismo y el Islam en el mundo árabe moderno.

El concepto de veganismo significa abstenerse del consumo de cualquier producto de origen animal y sustituirlo por una amplía variedad de alternativas veganas disponibles. Esto no significa que un musulmán vegano sostenga que comer carne está prohibido ya que un musulmán no puede prohibir algo que Dios ha permitido: “No prohibas las buenas cosas que Alá ha hecho legítimas para ti”(1)

Pero comer carne no es una obligación religiosa, y de acuerdo con el Islam, un musulmán no es recompensado por comer carne, ni es un pecado abstenerse de consumirla. Por lo tanto, un musulmán es completamente libre de convertirse en vegano por razones éticas o personales. Mucha gente elige una dieta vegana porque es más sana para nuestros cuerpos y nuestro planeta, ya que la industria de la carne hoy en día representa la causa de muchos de problemas de salud y medioambientales. (2)

Hace 1400 años, los árabes dependían del ganado como principal fuente de comida y vestimenta. El clima desértico no permitía que las hortalizas, granos o frutas creciesen, a excepción de los dátiles. Por lo tanto, se consumía carne animal, pero con moderación y de una forma más piadosa que nada tiene que ver con las ganaderías que existen en la actualidad.

Además, muchos de los desarrollos tecnológicos de la industria cárnica no respetan la regulación islámica sobre cómo sacrificar animales. En el Islam, existen condiciones rigurosas sobre la cría y matanza de animales . La mayoría de ellas explica que el sacrificio debería causar el menor sufrimiento posible al animal. Estas enseñanzas también se refieren al trato que se le debe dar a los animales como, por ejemplo, en su traslado. Hoy la industria de la carne es muy diferente en el mundo árabe.

El Islam aprueba la igualdad entre humanos y animales:

« -¿Se nos recompensará por mostrar bondad también con los animales?-.

Y Él respondió – Se recompensará por todas las criaturas vivientes» .

Además, el Islam condena la caza deportiva: «¿Quién ha hecho esto? Alá maldice a quien lo hace. El propio mensajero de Alá ha invocado una maldición sobre aquel que hizo de algo vivo su blanco (refiriéndose a la puntería)». El Corán también contiene muchos versos que se centran en la importancia de las frutas y las verduras. Un verso, por ejemplo, empieza con el juramento «Por el higo y la aceituna» (3), y cuenta la historía de la Madre María, ante la espera del nacimiento del niño Jesús, que Dios le dijo que comiese dátiles de la palmera que tenía a su lado. Sin embargo, Él no le dijo que comiese carne o pollo.

 

 

También, cuando el Corán menciona el paraíso, dice que contiene frutas y verduras además de carne: «…y Nosotros les proveeremos de todo tipo de frutas y carnes que deseen» (4); «y la fruta que seleccionen, y la carne de ave, lo que deseen»; «Y las frutas que deseen.» Podemos concluir que El Corán menciona la carne como fuente de alimento, pero se centra más en las frutas a las que les da más importancia.

El Islam permite el consumo de carne y productos animales pero añade una estricta lista de condiciones sobre cómo tratar a los animales de forma ética y cómo evitar al máximo posible su sufrimiento. Tampoco prohibe el veganismo ni lo considera un pecado. Por consiguiente, todo el mundo tiene la libertad de elegir una dieta vegana y abstenerse de comer carne. Para terminar, el Islam apareció en una época y un lugar donde el clima no permitía plantar frutas y verduras como sucede hoy en día, y el consumo de carne era moderado. Actualmente la situación es totalmente diferente ya que el exceso de producción que existe en la actualidad desemboca en un enorme sufrimiento para los animales, nuestro planeta, y un riesgo para la salud de los seres humanos.

 

Fuentes :-

1 Corán 5:87.

2.http://www.unep.org/resourcepanel/Portals/24102/PDFs/PriorityProductsAndMaterials_Report.pdf

3 Fuente de uno de los libros : Libro 42, Hadith 87

4 USC-MSA web (English) Fuente : Libro 21, Hadith 4816

5 Corán 95:1

6 Corán 56:20-21 Vol. 5, Libro 42, Hadith 4354

 

Share