Israel: ¿El primer país del mundo en usar el ‘veganwashing’?

Israel: ¿El primer país del mundo en usar el veganwashing?

Por Palestinian Animal League

Photo Credit: Anne Paq/Activestills.org

Photo Credit: Anne Paq/Activestills.org

Seguramente ya te hayas fijado en que se habla de Israel como un ‘paraíso vegano’ e incluso hayas oído decir que tiene la mayor población vegana del mundo. Se ha llegado a debatir también acerca de que el movimiento vegano en Israel ha comenzado como parte fundamental en la lucha por la justicia y contra todo tipo de opresión, incluida la ocupación y colonización de Palestina. Sin embargo, esto no es lo que se percibe en el discurso dominante del Israel vegano donde esta condición no parece chocar con el sionismo. Por el contrario, Israel está utilizando el ‘veganwashing’ (lavado de imagen a través del veganismo) para tapar el daño que está causando en Palestina —también al veganismo en Palestina—; así como para ganar apoyo internacional por reconocidos veganos quienes, de manera intencionada o no, se han convertido en herramientas de marketing dentro del juego del ‘veganwashing’ de este supuesto paraíso vegano.

 

Vibe Israel, por ejemplo, es una organización israelí creada para “conectar positivamente a milenials con Israel e inspirarles para contar la narrativa israelí”. También pretende promover Israel como un país pacífico y moderno con “competitivas ventajas” pero rodeado de malvados vecinos población palestina y los demás árabes-, quienes insisten en prolongar el conflicto sin ninguna razón aparente o ,probablemente, por una razón que solamente Vibe Israel puede explicar a los y las milenials a quienes dirige su discurso.  Como parte de esta nueva campaña de marketing, Vibe Israel ha invitado a destacadas y destacados blogueros a visitar lo que han descrito como “el Imperio Vegano llamado Israel”. Tales campañas están calando positivamente dentro de la comunidad vegana internacional, ignorando ‘al enorme elefante palestino dentro de la habitación’ y pasando por alto siete décadas de ocupación, robo y apropiación de la cultura y la historia de Palestia.

Aparentemente, a la ocupación sionista no le era suficiente el robo de tierra y recursos naturales, sino que se ha adueñado de lo ajeno incluyendo el folclore, la herencia cultural, y la cocina tradicional palestina. Las personas que están familiarizadas con el contexto palestino-israelí probablemente hayan sido testigos de cómo Israel está reclamando todo lo que es palestino como propiedad suya. Los ocupantes colonizaron Palestina, llamaron a la parte más grande Israel y comenzaron a apropiarse de la cultura y la historia forzando a que lo nativo de la zona sea israelí: incluyendo los animales, la comida, la música y las tradiciones. Por ejemplo, el perro de Canaán ha sido reconocido como “la raza nacional de Israel” y el falafel y el humus han sido presentados abiertamente como parte de la gastronomía tradicional israelí. Desde luego, el colonizador no puede sobrevivir si no es mintiendo acerca de todo, de forma constante. Y esto es lo que Israel ha estado haciendo desde su declaración hace 70 años, pensando estrategias para lavar su oscura historia y su duradera opresión hacia la población palestina promoviendo supuestas hazañas como ventajas del paraíso pacífico y eco-friendly llamado Israel.

De hecho, israel está utilizando todos los movimientos sociales que están en auge para mejorar su imagen a nivel internacional. El programa vegano Birthright es uno de los ejemplos de cómo el gobierno israelí explota el veganismo y lo utiliza al servicio del colonialismo. Birthrigth Israel [1] es un programa creado en 1999 que ha enviado alrededor de 500,000 personas judías jóvenes y adultas a un viaje gratuito de diez días a Israel, con el objetivo de fortalecer la identidad judía y la conexión con el Estado judío.
Cualquier persona judía, de cualquier país del mundo, tiene acceso a este viaje gratuito y, además, la ciudadanía automática si eligen emigrar a Israel. Recientemente, un viaje Brithright vegano se añadió al programa, llamado ‘Israel para veganos’. Este programa también promueve Tel Aviv como “una destacada ciudad vegana a nivel mundial” y esta descripción se puede ver en muchos de los blogs que tienen las personas veganas que visitaron la ciudad y quedaron impresionadas de lo ‘crueltyfree’ que era. Muy probablemente, solo lo que hace que una ciudad sea vegana para esta gente es que haya grandes restaurantes veganos.

De manera similar, Hasbara, una forma de propaganda que tiene como objetivo divulgar información positiva acerca de Israel y sus acciones, ha movilizado todo un escuadrón en redes sociales.

[1] Leer RENOUNCING VEGAN BIRTHRIGHT (Apatheid no es vegano) .

Los usuarios pro-israel comentan sobre los anuncios que hace Vibe Israel o les bloggers veganes invitados al tour anteriormente mencionado con frases de este estilo o similares: “Israel es el centro global del veganismo y, además de la comida tradicional israelí, hay increibles restaurantes veganos de todo tipo”. Hay que mencionar que cualquier comentario que se oponga a este punto de vista será eliminado y algunes usuaries han sido bloqueades por comentar o responder en estas páginas o publicaciones de Vibe Israel y de blogueros veganos.

Screenshots showing pro-Israel comments on the Buddhist Chef post about the Israel vegan tour

Screenshots showing pro-Israel comments on the Buddhist Chef post about the Israel vegan tour

Screenshots showing pro-Israel comments on the Buddhist Chef post about the Israel vegan tour

Screenshots showing pro-Israel comments on the Buddhist Chef post about the Israel vegan tour

Es bastante ridículo que pocas personas sean conscientes de que Israel es uno de los paises que más carne consume en el mundo (más de 80kg de carne per capita al año) y el mayor consumidor de aves en todo el planeta (57kg de pollo per cápita al año). Debemos tener en cuenta que, de acuerdo con un artículo de 2015 publicado por el periódico israelí Hareetz, mientras que el 3% de los israelíes judíos son veganos; el número de palestinos que son veganos es dos veces mayor.
En el mismo contexto, Israel está aumentando las prácticas que testan con animales y la mitad de estos test suponen el máximo dolor permitido. Casi todos los animales son asesinados después de las pruebas. Por lo tanto, no solo el movimiento vegano está siendo usado para distraer la atención internacional de la ocupación de Palestina y sus violaciones de los Derechos Humanos, sino que el llamar ‘paraíso vegano’ a Israel ni siquiera se acerca a la realidad si miramos de cerca la situación de los animales y si miramos las continuas agresiones del ejército israelí contra los humanos y los animales en Palestina. Los bombardeos de Gaza son solo un ejemplo.

Moralmente hablando, la mayoría de la producción de productos veganos se llevan a cabo en los asentamientos ilegales israelíes dentro de los territorios palestinos, donde se cultiva una parte importante de la agricultura israelí. Esto plantea un dilema moral para las personas veganas que también se consideran activistas por los Derechos Humanos, ya que mucha de la comida vegana que podemos encontrar en Israel está producida en tierra robada que viola las leyes de derecho internacional. Precisamente esa es la razón por la que el profesor Ayel Gross escribió que “desde luego, es mucho más fácil encontrar comida libre de explotación animal que encontrar comida libre del desarraigo y la opresión de otros seres humanos”. No hace falta mencionar las consecuencias catastróficas de los asentamientos ilegales por parte de Israel en la vida de las palestinas y palestinos.

Por eso, antes de aplaudir una supuesta victoria para los animales en Israel, es necesario hacer un análisis crítico del contexto en el que se está llevando a cabo. Así evitaremos caer en la trampa israelí del ‘veganwshing’ y acabar apoyando un gobierno genocida que utiliza la lucha de los derechos de los animales para mejorar su imagen, tapar su violencia contra los animales humanos, mientras que hipócritamente continua explotando y asesinando a los animales no humanos.
De hecho, el precio moral que pagamos al desconectar la lucha de los derechos de los animales de la lucha de los derechos humanos es reproducir, reforzar y hacer que se mantengan otras opresiones.

Desde Palestinian Animal League queremos explicar que intentamos contactar a The Buddhist Chef —uno de los blogueros a los que Israel había invitado— para hacerle llegar nuestros deseos de que visitase los territorios palestinos en su viaje a Israel, pero declinó nuestra invitación con una muy breve respuesta alegando que tenía una agenda muy apretada. Mientras, amigas y amigos no palestinos nos han hecho llegar capturas de pantalla donde se mostraba que habían sido vetados para comentar en su página después de haber intentado sacar a luz los temas que tratamos en este artículo.

Una de esas personas vetadas es una mujer israelí judía que, precisamente, le criticaba por participar en el ‘veganwashing’.

Por desgracias, este mensaje llegará a las blogueras veganas y veganos que están participando en la visita al “Imperio Vegano llamado Israel” que organiza Vibe Israel. Aunque, si bien es cierto que no es nuestro deseo decirle a las personas cómo tienen que pensar o actuar; sí que nos gustaría que como persona vegana te hicieras estas preguntas:

PAL

  • – ¿Por qué soy vegana/o?
  • – ¿El veganismo consiste solo en tener muchos y fabulosos restaurantes?
  • – Sí, la política siempre arruina los momentos bonitos, pero ¿voy a ignorar toda una parte de la historia vegana de la zona simplemente porque la otra parte se presenta muy bien?
  • – ¿Soy consciente del concepto ‘veganwashing’ y de por qué es importante para Israel?
  • – ¿Veo cómo el veganismo puede ser utilizado como instrumento para limpiar conciencias y que está ayudando a esconder el artífice del constante sufrimiento de los demás?
  • – ¿Puedo pensar de manera interseccional y luchar por una justicia para todas y todos, porque todas merecemos justicia?

 

 

 

 

 

 

 

Referencias:

Israel es uno de los mayores consumidores de carne a nivel mundial y el mayor en consumo de pollos: http://www.israelhayom.com/2017/07/20/israel-4th-worldwide-in-meat-consumption-oecd-report-says/

El testado en animales dentro de Israel: https://speakingofresearch.com/2017/05/18/animal-experiments-in-israel-rise-by-51-in-2016/

Y aquí: https://www.timesofisrael.com/half-of-animal-testing-in-israel-involves-maximum-pain-allowed-study/

Vegan Birthright:http://mayanotisrael.com/trip/veganisrael/

Los veganos/vegetarianos palestinos del 48 :https://www.haaretz.com/.premium-veganism-on-the-rise-among-israeli-arabs-1.5397532

Los vegetales son producidos principalmente en asentamientos ilegales: https://whoprofits.org/content/made-israel-agricultural-export-occupied-territories

Artículo de Ayel Grosss: https://www.haaretz.com/opinion/.premium-vegan-while-occupying-1.5290150

Nota: Los créditos de este artículo, así como muchas referencias, son gracias a nuestra amiga Sandra Guimares

Share

Comentarios cerrados.